Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15 mayo 2009

Después de casi dos años de bloguero profesional (y no porque haya recibido más emolumentos que el cariño de los lectores, cierto reconocimiento social y la sonrisa de cientos de emoticonos amarillos, esa clase de valores por las que dan una rentabilidad de mierda en el ING DIRECT), he descubierto que el lector tipo es, en realidad, lectora. Escribo de, por, y para mujeres (y no ante, bajo, contra, en, sin… mujeres… perdonad la tontería).

He estado pensando sobre esto. Si escribiera sobre lo que sé de las mujeres habría dejado de ser bloguero a la semana de haber empezado. Porque es más lo que no sé que lo que sé. En realidad, como dijo Descartes: “sólo sé que no sé nada”… pues yo ni eso. Supongo que escribo sobre lo que no sé de ellas. Así me garantizo tema para el resto de la eternidad. Y sin repetirme, ojo.

Estos días me ha asaltado una duda existencial. Ya sé que dos mujeres se parecen entre sí igual que dos copos de nieve (y, algunas, son igual de frías), y que no es posible generalizar, pero me gustaría saber una cosa: ¿cuánto dura el luto?

No me refiero al luto tradicional de vestir de negro, no. Me refiero al luto después de haber terminado una relación. Sí, ya sé… depende. Me imagino que dependerá de la mujer en cuestión y de si ha sido ella la que ha terminado con la relación o no. Por pura lógica (lógica masculina, por supuesto, y me temo que no aplicable) si ha sido la dejada, el luto durará más que si ha sido ella la que tomó la decisión de dejarlo. Más que nada porque a lo mejor la situación le vino de sorpresa. O sea: ¿Cuanto tiempo tiene que esperar un tío para entrar a una chica de luto?

Vamos a suponer que en este caso, por elegir una situación, ella ha sido la que lo ha dejado… pero por poner un caso.

Otra duda que me surge es la de cómo debe de comportarse un tío en esta situación. Estando ella de luto… ¿Qué es mejor?

  • a) Hacer de amigo comprensivo y, sobre todo, diferente.
  • b) Ir a saco
  • c) Desaparecer sin dejar rastro y esperar en la sombra a que pase el luto.

Me interesa bastante el tema. Por supuesto es una curiosidad meramente científica… no es que vaya a tener aplicación en el mundo real ni nada… eh… supongo.

¿Podéis ayudarme?

Botón de Bitacoras
Si haces click en el icono estás votando en Bitacoras
Etiquetas: , , , , ,

Anuncios

Read Full Post »

Este fin de semana largo he estado practicando mi deporte favorito en los Pirineos. Concretamente en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Una maravilla natural que todo el mundo tendría que ver antes de morir.

El refugio de Goriz

El refugio de Goriz

No voy a entrar en detalles sobre lo que hice o dejé de hacer o lo que vi o dejé de ver. Para eso están las fotos que he puesto y que espero que os gusten. Sólo voy a contar algo que pasó la primera noche en el refugio de Goriz.

Un refugio de montaña es una da las cosas más espartanas que existen. Se prima la supervivencia por encima del confort. Porque el que haya 72 personas repartidas en 3 habitaciones, significa que compartes habitación con otras 23 personas… y eso es muy poco confortable. La gente que duerme en un refugio se divide en dos tipos. Están los que roncan, y los que no roncan… pero no porque no estén preparados, sino por el simple hecho de que los otros se han dormido antes.

Yo era uno de esos.

Todo el parque a nuestros pies

Todo el parque a nuestros pies

El viento soplaba con fuerza y una ventana mal cerrada golpeaba, como lo haría una ventana en una película de terror. Y la película podría ser de terror porque no tenía ni idea de quien era la persona con la que compartía litera. De hecho éramos tres en esa cama y para mí eran dos bultos debajo de una manta. Pero no era una película de terror, así que estaba pensando en mis cosas sin meterme con nadie y, sobre todo, sin pensar en la hora que debía de ser y lo poco que estaba durmiendo.

Alguien encendió un frontal para buscar algo y la habitación se iluminó ligeramente. Y la repentina luz coincidió con que el bulto a mi derecha se movió y pude verle la cara. En realidad verla, porque era una mujer. Cara ovalada, nariz pequeñita y labios bonitos. Y porque la imaginación es libre y soñar es gratis, ojos verdes. Sí, podría decir que era guapa. Y estaba dormida. Bueno… desde luego era mucho mejor que un tío con barba. Aunque podría hacer con ella las mismas cosas: O sea, nada.

Camino del Lago helado

Camino del Lago helado

Por suerte el cansancio me venció y conseguí dormirme. Aunque no sé cuanto duró ese sueño porque algo me despertó repentinamente. Ese algo era un brazo. El de mi compañera de catre. Lo había puesto sobre mi pecho, a la vez que hundió su cara en mi cuello. Y allí se quedó, dormidita y relajada. El que ya no estaba dormido y definitivamente tampoco estaba relajado era yo.

Supuse que la chica adolecía de lateralidad y había confundido derecha con izquierda y, queriendo abrazar a su novio a la derecha, abrazó al extraño de su izquierda. Luego pensé que la situación era un ejemplo práctico de la física de Newton: un cuerpo de mayor masa atrae a otros cuerpos… sobre todo si son pequeños como el de la chica. Luego llegué a la conclusión de que como soy una especie de estufa con patas, la chica inconscientemente se había acercado a la mayor fuente de calor de la habitación… porque tenía frío. Y luego…

Monte Perdido

Monte Perdido

La cosa se agravó un poco cuando, además, puso su pierna sobre las mías… y zonas adyacentes. Todo parecía indicar que estaba a gustito la chica. Lógico, ya que no soy de piedra. Y el problema era precisamente ese: yo no estaba siendo indiferente al contacto.

Tarta de nata

Tarta de nata

¿Por qué no me retiré o la aparté? Pues por dos motivos: primero porque la pared no me dejaba poner más distancia entre los dos y porque me estaba gustando la sensación. De hecho me estaba excitando. Lo sé… un poco patético, teniendo en cuanta que había dos mantas y un saco entre los dos. Y un novio a menos de un metro, roncando a pierna suelta. Y, bueno, también estaba el detalle de que ella estaba dormida y que todo estaba siendo involuntario… pero es que no estoy en mi mejor racha en estos momentos y el contacto era agradable.

De la misma manera que había llegado el contacto se fue. Y yo me quedé despierto pensando en que tengo una gran falta de cariño…

Botón de Bitacoras
Si haces click en el icono estás votando en Bitacoras
Etiquetas: , , , , , , ,

Read Full Post »